28 enero, 2021

“BUSINESS POWER”

HAY QUE TENER ESTRATEGIAS PARA REALIZAR LOS SUEÑOS (AZIM PREMJJ)

La crisis histórica cobra vidas en las diferencias áreas y espacios de la vida social en los que nos movemos y existimos. El siglo XXI trae consigo grandes retos y aprendizajes que nos permite a  la mayoría de gerentes y directores conocer y manejar diversas   estrategias de emprendimiento, a  fin de    desenvolvernos y  equiparar  el estado  financiero de nuestras empresas.  Al enfrentamos continuamente a tensiones entre la oferta y la demanda, ganancias y pérdidas, seguimos pensando ¿Cuál sería la mejor manera de recuperarnos, de atraer clientes, de innovar y competir?; ingeniamos muchas estrategias que ya conocemos para lograr resultados óptimos, y posicionar nuestro negocio en el mercado mundial. Sin embargo, algunos líderes de empresas, aun nos preguntamos;

¿Qué es una estrategia y porque es tan importante? ¿Por qué toda compañía necesita una estrategia sólida para salir adelante y además con buenos resultados?

Estamos provistos de un ADN que se angustia y se deja llevar por el estrés y la ansiedad por los resultados que arroja el mercado y el accionar de los clientes,  entre otros,  este detalle  se agudiza  sobre todo  cuando una compañía avanza, los administradores de todo tipo de organizaciones, pequeños negocios de propiedad familiar, organizaciones sin fines de lucro, entre otros, enfrentan las mismas interrogantes propiciando nuevos mecanismos de resolución de los conflictos, y creando nuevas respuestas a partir de las siguientes preguntas:

¿Cuál es nuestra situación actual?, ¿Hacia dónde queremos ir?, ¿Cómo vamos a llegar a donde queremos llegar? , la primera pregunta nos impulsa a evaluar las condiciones en las que se encuentra la empresa, el desempeño financiero, los recursos, fortalezas, debilidades y competencias. ¿Así mismo de qué manera la situación de crisis local, nacional e internacional, podrían afectar la compañía?

La estrategia tiene que ver con competir de manera diferente, hacer lo que los competidores no hacen, y se trata de hacer lo que los otros no pueden hacer. Toda estrategia necesita un elemento que lo destaque y que atraiga a los clientes y le ayude a generar ventajas competitivas. De esta manera la estrategia es la esencia para competir y distinguirse en el mercado entre varias opciones que ya  tienen. Podemos recurrir a una de las estrategias más conocidas como el método GANAR-GANAR, cuyo enfoque se basa en ser mejores y no solo mayores, mejorar la actitud y motivación de los empleados, independiente cual sea la función que este desempeñe.

La estrategia GANAR-GANAR está sustentada en la ética de una persona ante los intereses de las partes, esta permitirá el desarrollo de confianza y sinceridad con mentalidad colectiva y congruente;  liberando el miedo a las negociaciones. Asígnele el valor a su tiempo como emprendedor, asígnele valor al trabajo que realiza para conseguir su objetivo, ya que para cerrar un GANAR-GANAR se necesita buena intención por las partes, pero también una perspectiva real de ganancia, cerrar ganancias no es sinónimo de éxito. Intenta generar acuerdo GANAR-GANAR cuando te hayas demostrado a ti mismo emprendedor, que alguien está dispuesto a pagar, por lo que haces. Lo contrario puede ser una falsa apariencia de actividad o éxito, que hará algo de ruido pero que a largo plazo quizá no se sostenga.

Si realmente estamos dispuestos a salir de una situación difícil en el ámbito económico de nuestro trabajo, como empresa o negocio no sirve; si solo nos  lamentamos, debemos optar por tener un pensamiento estratégico como nos  referimos en el artículo anterior, se trata del desarrollo de técnicas y estrategias que nos permitan negociar y obtener beneficios mutuos, para ello tenemos que ser conscientes de elementos fundamentales, como por ejemplo tener compromiso con la mejora, priorizando en nuestra empresa aspectos importantes logrando discernir ¿Qué es lo urgente de lo importante?. Nuestro diario vivir nos demuestra que pasamos la vida negociando en todo sentido, negociamos las relaciones interpersonales, negociamos la salud, negociamos el arte de vivir conscientemente, cuando vamos por la calle negociamos constantemente con los vehículos que se nos adelantan etc.; entonces si esto resulta en lo cotidiano, ¿Por qué no negociar con nuestro trabajo, con nuestro jefe? con nuestros compañeros o clientes? o con nosotros mismos?  Sabemos que las técnicas de negociación son importantes para lograr lo que queremos de otra persona, o nosotros mismos, esto a su vez es más atractivo si hay intereses comunes. El hecho es dar sentido y movimiento a los métodos, técnicas y estrategias sencillas dándole uso   adecuado, sabiendo el ¿qué?, ¿Cuándo? el ¿para qué?  Y ¿Con quién? o ¿Quiénes? . Los grandes logros no se dan de la noche a la mañana, es un proceso de perseverancia, constancia y creatividad para convertir las situaciones críticas en grandes oportunidades. Estar convencidos  de nuestras fortalezas, destrezas, de nuestra  creatividad e inspiración, los llevará a trascender en todos los ámbitos de nuestras negociaciones.

Así pues; no es necesario que te tomes tiempo en aplicar la técnica del GANAR-GANAR para saber negociar y conseguir ventajas, beneficios mutuos y valores añadidos, sabiendo   que todos las partes son realmente beneficiadas. Cayendo en cuenta de la importancia de esta estrategia quizá puedas recomendar a otras personas, es una tarea no fácil, porque implica la afección  de variables como los productos, competencia, distribución, el precio, el mercado, resistencia a los cambios; aun así jamás pierdas de vista el ¿Qué?, lo importante es marcar los objetivos muy definidos.

Recuerda que; un GANAR-GANAR (todos ganan), consiste también en profundizar, y en adoptar actitudes de manera permanente y es hacer crecer a las personas de tu equipo mejor de las que las encontraste.  Parece sencilla fórmula, difícil de creer, y recompensas tremendas los que dan satisfacción personal y profesional. Porque cuando alguien aporta con sinceridad, generosidad e interés algún valor en su ámbito, ese ambiente se desarrolla, se renueva y mejora la calidad absoluta, por ese mero motivo, tu propia realidad también cambia, gozas de armonía continua porque se te devolverá en beneficios seguros y además a largo plazo. Encuentra la manera de beneficiar generosamente a los clientes, empieza desde una sencilla sonrisa, un saludo afable, demuestra una emoción positiva y además coherente, reconoce a alguien por su valía por su esfuerzo, vive de manera empática con el plus de la formación profesional, vive el GANAR-GANAR de tal manera que el ritmo oficial de tu empresa se ilumine e inspire a otros con total potencia.

Translate »