28 diciembre, 2020

¿Cómo adaptarme mejor a los cambios?

El águila, capaz de ver a su presa a casi dos kilómetros de distancia y descender en picada a más de 240 kilómetros por hora, sin duda, es impresionante.

Pero hay algo más sorprendente, su longevidad, ya que puede llegar a vivir 70 años, para llegar a esa edad, a los 40 años debe tomar una seria y difícil decisión.

Por los años, sus garras están apretadas y flexibles dificultándole tomar a sus presas, su pico, se comienza a curvar, apuntado contra su pecho, su majestuoso plumaje se engruesa y sus alas ya envejecidas se vuelven pesadas. El águila tiene solamente dos opciones, morir o enfrentar un doloroso proceso de renovación que durara 150 días. Este proceso consiste en volar hacia lo alto de una montaña, luego de encontrar el lugar el águila comienza a golpear su pico contra la pared hasta lograr arrancarlo, luego debe esperar el crecimiento de uno nuevo, con el que desprenderá una a una sus uñas, cuando sus nuevas uñas comiencen a salir desprenderán una a una su viejo plumaje. Después de 5 meses finalmente puede salir, extender sus alas y vivir 30 años más. En ocasiones pasamos circunstancias difíciles e inexplicables, momentos que nos intentan quebrar, momentos que nos entristecen, momentos que incluso llegan a poner a prueba nuestras creencias y valores. Sucesos impredecibles como la pandemia que nos afecta, pandemia que a paralizado a todo un planeta, en una época, en el que el bienestar de los demás se debate mucho por el bienestar propio, pensar en todo esto puede que nos entristezca. Sin embargo, a lo largo de la historia, como seres humanos hemos pasado por constantes cambios y adversidades, aun así, logramos salir adelante. al igual que el águila tenemos dos opciones:

1-Quejarnos y esperar que las cosas mejoren sin hacer nada, es decir morir.

2- Volar, buscar cómo resolver nuestra situación.

“Cada día tienes la oportunidad de empezar otra vez, cada mañana, al abrir los ojos naces de nuevo, recibes otra oportunidad para cambiar lo que no te gusta y para mejorar tu vida, la responsabilidad es tuya, tu felicidad depende solo de ti” – Francisco Ángel Real

En el trayecto de la vida se nos van a presentar muchos retos, los cuales se encargarán de construirnos y hacernos mejor, es por eso que, cuando nos afrontemos a ellos deberemos estar preparados para adaptarnos, estos puntos nos pueden ayudar.

  1. Evalúa tu situación: Así como el águila es consiente que para sobrevivir más años debe hacer un cambio de renovación, de igual manera nosotros al encontramos con adversidades o sucesos imprevistos debemos de analizar aquellas cosas que nos impiden avanzar, proyectar que cambios nos ayudaran a continuar y como ponerlos en práctica para avanzar.
  • Haz un plan: El águila sabe que para sobrevivir necesitara un pico, garras y un plumaje nuevo, pero durante el proceso conoce su ventajas y desventajas una de ellas es ,que, sabe que durante ese proceso será vulnerable ante un ataque y es por ello que idea un plan volar a la montaña más alta donde difícilmente podrían atacarla, de igual manera al identificar qué cambios nos ayudaran a avanzar seleccionemos nuestra montaña es decir el plan que nos permitirá avanzar mientras se nos presentan esas adversidades
  • Ponte en marcha: Ya identificado nuestro plan es momento de tomar vuelo hacia esa montaña. Durante el proceso es posible que cambiemos hábitos, costumbres, tradiciones e incluso malos recuerdos, no dejemos que nuestras emociones dominen nuestra inteligencia al afrontar adversidades, siempre hay una salida.
Translate »