14 diciembre, 2020

Gestionar nuestras emociones

Hemos llegado a diciembre y con ello también llega la navidad, época en la que no dejamos de ver las calles iluminadas, almacenes con decoraciones navideñas, escuchamos cantos de navidad en la radio y la televisión se llena de películas y series propias de la época.

Todo esto suele hacernos pensar que todas las personas se contagian de alegría sin excepción ¿cierto? y es que es en este periodo del año en donde siempre las muestras de afecto han estado a la orden del día, además de ser la temporada de mayor contacto social en la que la familia se reúne alrededor de la mesa. Pero ¿Qué pasa cuando nos enfrentamos a una navidad en pandemia?  Una navidad diferente para la que no nos prepararon.

Para muchas personas el impacto del covid-19, problemas económicos, la ausencia de un ser querido, entre otros, serán factores que provoquen sentimientos encontrados en los que pueden figurar tristeza, enojo, impotencia, etc. Por lo que el manejo de las emociones cobra importancia con relación a los años anteriores.

Uno de los factores que pueden ayudarte en primer lugar a manejar tus emociones es entender y recordar que es lo que estas celebrando ¿Cuál es el verdadero significado de la navidad? Para los cristianos se trata de la conmemoración del nacimiento de Jesús en Belén, para otros se trata de la época de unión familiar. Como ves esto va más allá de la cena, la música, los regalos etc.

Aunque esta temporada tiende a cambiar un poco nuestra rutina diaria es importante que trates de mantener tus hábitos y horarios dentro de lo normal. A excepción de 24 y 31 de diciembre, intenta continuar con tus actividades de modo habitual, esto te ayudará a mantenerte centrado en tu presente y evitará la posible expansión de emociones en estas fechas.

Debido al distanciamiento social quizás este año debas estar separado de tus seres queridos con quienes celebras estas fechas. Sin embargo, estar a distancia no significa estar en aislamiento, sobre todo si como familia están pasando por momentos difíciles como lo es la perdida de un ser querido o el paso por una enfermedad o ruptura. Si se encuentran en un momento difícil como familia pueden reservar un espacio de la noche para recordar momentos especiales con esa persona que ya no esta o que se encuentra lejos, recuerda hacerlo siempre con prudencia y empatía ya que cada persona expresa sus emociones a partir de su temperamento, creencias y valores.

Ten en cuenta siempre la tecnología como una gran aliada si no puedes reunirte con tu familia, elige la plataforma con la que te sientas más cómodo (zoom, Skype, WhatsApp, etc.) para mantenerte en contacto y no olvides involucrar a los miembros mayores, ellos te lo agradecerán.

Si vas a tener días libres, aprovecha a realizar actividades que te permitan conectar contigo mismo y que por la rutina diaria y las exigencias laborales no puedes llevar a cabo. Lee un libro, práctica deportes, medita, etc. Anímate también a probar algo nuevo, quizás siempre hayas querido iniciar un pasatiempo o aprender algo como tocar un instrumento o cocinar un postre, este es el momento.

Finalmente recuerda que las emociones son algo normal y es bueno expresar lo que traemos dentro.

Translate »