29 diciembre, 2020

GRACIAS 2020

¿Podríamos decir que salió algo bueno de este año?, La mayoría diría que NO.

Todos los indicadores hacen ver que este 2020 fue desastroso, saco lo peor que pudo haber experimentado la sociedad y los gobiernos del mundo, pareciera ser sacado de una película de Hollywood donde la humanidad entera fue afectada y sacudida en diferentes ámbitos de su vida; laboral, económica, familiar y de salud, cuando un pequeño virus puso de rodillas al mundo entero.  

Se que muchos hemos experimentado la dolorosa perdida de seres queridos y amigos por la pandemia, es en mi caso personal, perdí a mi primo sirviendo a su país con valentía y fuerza, pero el COVID-19 lo reclamo y mi abuela que por razones de salud falleció; pero también un gran sin número de personas experimentaron diferentes perdidas miles perdieron: trabajos, casas, negocios, inversiones, convenios, relaciones, hasta un futuro prometedor.  

¿Podríamos decir que salió algo bueno de este año?

La mayoría diría que NO, sin embargo 2020 nos dejo mucho mas que dolor, ansiedad e incertidumbre; nos transformó como individuos y sociedad, donde aprendimos a cuidar del otro pensando con empatía, cuando no solo cuidamos personas más cercanas si no que extendimos nuestra mano a un desconocido, aprendimos a ser solidarios con los más necesitados y descubrir que hay personas en peores circunstancias que la nuestra, descubrimos que convivir con la familia es mucho más  importante que perder el tiempo, y nos permitimos extrañar a personas muy queridas que ya no están cerca de nosotros.

2020 nos deja un aprendizaje fantástico, vencimos los miedos, las limitaciones, las ansiedades, nos enfrentamos a la incertidumbre, cuando la sombra de lo desconocido cubrió nuestra vista, pero encontramos un rayo de luz y esperanza.

Caminamos cuesta arriba pero no nos detuvimos, cambiamos de profesión, pero aprendimos que somos más de lo que conocemos y podemos, hacemos más de lo que somos. Crecimos y consideramos el valor de la enseñanza cuando asumimos el rol de la educación de nuestros hijos, nos convertimos en maestros, formadores y educadores enseñando con nuevas metodologías que antes no considerábamos, creíamos que no nos acostumbraríamos a la tecnología y nos hicimos expertos en manejarla, donde cuidamos y apreciamos la salud cuando antes no era prescindible, donde no nos ejercitábamos y ahora lo consideramos vital.

Ahora nos toca ver hacia delante, donde este año terminara muy pronto y 2021 viene con nuevos retos, hemos crecido, nos hemos superado, ahora sabes que eres mas de lo que eras hace 10 meses, creciste y crecimos como sociedad, nos toca retribuir a aquellas personas que todavía no han hecho ese cambio, así como salimos de la oscuridad al ver un rayo de luz y esperanza nos tenemos que  compartir esa esperanza con aquellos que no han encontrado el camino, apoyarlos y hacerlos crecer con nuestro ejemplo.

Recuerda todos somos parte de una pequeña pieza que funciona mejor si trabajamos en armonía.

Sonríe y agradece estas aquí eres un sobreviviente, y el mundo necesita sobrevivientes.

Translate »