15 diciembre, 2020

¿Homero Simpson o ceo?

El ser humano toma decisiones todos los días, estudios actuales muestran que tomamos un aproximado de 37,000 acciones diarias; pero gran parte de esas opciones las toma nuestra mente “INCONSCIENTE”.

El número de resoluciones diarias reales conscientes se limitan a 100 esto se traduce a un poco de mas de 4 por hora, desde que nos levantamos, decidir que ponernos y desayunar, hasta con quien casarnos.

Nuestro consciente e inconsciente juegan un rol muy importante en nuestras metas y propósitos personales, en muchas ocasiones nos afecta el no saber cómo dirigirlos y eso puede causarnos más MAL que BIEN. 

Esa vieja frase cliché que nos repetimos constantemente: «yo ya soy así y no puedo cambiar» es absolutamente errónea! Podemos modificar nuestro carácter, nuestra forma de ser y por consiguiente nuestra vida, entendiendo cómo funciona nuestra programación mental. Todo es posible si tenemos la voluntad de hacerlo y saber cómo. Siendo simplistas, podemos decir que nuestra mente consta de dos partes (en realidad son más, pero eso no es importante ahora), nos enfocaremos en dos específicamente la consciente y la inconsciente.

Nos damos cuenta de que mientras realizamos determinada tarea hay percepciones que pasan por «detrás» de nuestra acción principal. Estas acciones son guardadas y registradas por la mente inconsciente.

La mente consciente es la que usamos diariamente cuando necesitamos tomar decisiones, es la que verifica toda la información guardada en nuestro cerebro en la memoria a largo plazo, claro eso pasa cuando la solicitamos y como el inconsciente lo presenta.

En el inconsciente tenemos almacenada toda la información que obtienen nuestros 5 sentidos, desde que estamos en el vientre de nuestra madre, es aquella que actúa de forma automática y natural, repitiendo comportamientos grabados sin analizar la razón por la cual ejecuta esa forma de actuar o desenvolvernos.

Si podemos ilustrarlo de una manera muy sencilla al inconsciente se le puede comparar como un personaje muy singular HOMERO SIMPSON este sobrevive a diversas circunstancias y acontecimientos sin hacer mayor esfuerzo en cualquier área de su vida, sobreviviendo sin propósitos, solo disfrutando el aquí y el ahora, sin medir las circunstancias de sus acciones.

A la mente consciente se le puede comparar como el CEO de una empresa, es aquel que toma acciones ejecutivas, El CEO solicita la información al inconsciente, y este le presenta la documentación necesaria para que el CEO ajuicie la mejor resolución para beneficio de la empresa y la optimización de los departamentos involucrados.

Como observamos si nosotros conquistamos nuestra conciencia de forma sensata evitaremos que el HOMERO SIMPSON de nuestra mente, tenga el control de nuestra vida, así obviaremos repetir comportamientos limitantes para nuestro desarrollo personal y profesional, de esa forma dejaremos de mencionar esa frase limitante que nos repetimos constantemente: “YO SOY ASÍ Y NO PUEDO CAMBIAR”.

Dejemos que nuestro CEO interno tome las decisiones mas adecuadas para nuestro desarrollo profesional y personal, ejecutando acciones ejecutivas conscientes. Por consiguiente: “Es mejor tener una elección consciente que muchas elecciones inconscientes”. Francisco Alemán.

Translate »