“ME DESPIDIERON”

Es la frase que muchas personas temen escuchar alguna ves en sus áreas de trabajo y principalmente en esta época de fin de año.

Precisamente esa frase me pasó hace 15 años, trabajaba en una empresa multinacional con presencia en Latinoamérica muy fuerte, me había dedicado a aprovechar esa oportunidad de trabajar y estudiar al mismo tiempo.

El trabajo permitía que pagara mis estudios universitarios como la gran mayoría de personas en la sociedad, Aprovechaba la oportunidad de tener un buen crédito financiero el cual llevó a comprar mi primer casa y poner mi primer negocio (Cybercafe, cuando estaban de moda).

Luego llego la época en la cual muchos se preocupaban el fin de año.

No creí que me tocara a mí pero me tocó “ME DESPIDIERON”

Me quede preguntándome como muchas personas ¿por que yo? El mundo cayó a mi alrededor no sabía qué hacer ese día y muchas preguntas abordaron mi mente ¿Que haré con mis estudios?, ¿Como pagaré mis compromisos financieros? ¿Como pagaré la hipoteca?; decidí tomarme una semana para pensar que hacer y decidí apostar por mi negocio.

El despido me llevo a potenciar el cybercafe, ya no era solo un cybercafe por que me dediqué a ofrecer servicios de mantenimientos de computadoras en hardware y software, luego incursione en el diseño de páginas web y sistemas informáticos con un amigo.

Note que ni despido me ayudo a enfocarme más en mis opciones y a poner en práctica lo aprendido en bachillerato y la universidad.

Luego esa persistencia, enfoque y ganas de mantenerme a flote me abrieron las puertas y opciones.

Esas opciones me llevaron a donde actualmente estoy con mi centro de formación profesional certificando a profesionales y ayudando a emprender a otros.

Una puerta se cerró pero se abrieron muchas más y esas puertas trajeron oportunidades y más personas a mi vida.

Note que no me despidieron A MI, me despidieron de mi MONOTONÍA, de mi ZONA DE CONFORT, de mi FORMA DE VIVIR AUTOMÁTICA, de mis LIMITANTES, de esas ideas que me limitaban y no sacara el potencial que podía desarrollar.

Si te toca escuchar esa palabra alguna vez, NOTA QUE NO TE DESPIDEN A TI, Te despiden de tus LIMITANTES.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »