16 febrero, 2021

¡No puedes! ¡Nunca lo vas a lograr! ¡Eres raro!

Son algunas expresiones, que una vez dichas, calan en lo más profundo, aún más, cuando son de las personas que menos nos las esperamos

Se sienten como que nos dejarán caer un balde de agua fría, la razón, es que al escucharlas en un momento en la cual nos vemos envueltos emocionalmente, somos completamente vulnerables y sensibles, perdiendo prácticamente nuestra conciencia, conciencia que al entrenarla bien, nos permite mantenernos neutrales en situaciones que involucran muchas emociones, permitiéndonos ser más efectivos al momento de tomar una decisión. Quiero contarles una historia, de un niño al cual se le hacía difícil encajar con los demás, era muy bueno expresándose, pero por alguna razón al asistir a la escuela no podía entablar una conversación con los demás niños de su edad, lo miraban raro, en el intento por encajar con ellos ideó un plan, tratar de imitar lo que ellos hacían, tal vez de esa manera lograría acoplarse al grupo, al hacerlo descubrió que tenía que hacer cosas en contra de sus gustos por agradar a los demás, perdiendo de esa manera su esencia (personalidad) , frustrado por no lograrlo, un día al regresar de la escuela, no pudo disimular su tristeza.

Cómo era habitual su madre le preguntó: ¿Cómo te fue en la escuela? El niño sin poder contener las lágrimas abrazo a su madre y le dijo: ¡Todos piensan que soy raro! ¡No puedo hacer amigos y no puedo entender tan siquiera las clases! Al escuchar a su hijo la madre se dijo: Ahora entiendo porque el bajo rendimiento en las notas. Luego de abrazarlo y secar sus lágrimas, se agachó para hablar con él y le dijo: “Quienes quieran ser tus amigos te querrán por lo que tú eres, lograrán ver esa amabilidad, esa creatividad e inteligencia que tienes y por supuesto, lo inquieto que eres” (los dos sonrieron), no te preocupes harás muy buenos amigos” – Gracias mamá – dijo el niño.

La auto confianza proviene cuando identificamos ese valor personal que tenemos, cuando recordamos los sacrificios que hemos hecho para estar donde estamos, cuando tenemos claro dónde estamos y hacia dónde queremos llegar, esa meta que queremos alcanzar. Convirtiendo esos ¡No puedes!, ¡Jamás lo vas a lograr!, ¡Eres raro! en:

¡TU PUEDES! ¡LO VAS A LOGRAR! Y ¡ERES EXTRAORDINARIO!

Translate »