5 septiembre, 2021

¿QUEREMOS LIBERTAD O QUEREMOS CADENAS?

Justo en estos momentos somos testigos de la implementación y legalización de una moneda, que recibe un valor dado por la gente que está de acuerdo en usarla. Siendo experta en temas de psicología, y no en estos temas de cadenas de bloques y todo eso, sí entiendo que la criptografía es un lenguaje usado para vincular códigos indescifrables. Y que su propósito base es de descentralizar el dinero de los bancos que ganan altos intereses, alejando a los de más escasos recursos de una prosperidad económica a la que todos tenemos derecho.

También, se construirán infraestructuras satelitales para garantizar que los ciudadanos tengamos acceso a internet en las áreas rurales y podamos conectarnos a la red del bitcoin e invertir.

Mientras tanto, seguimos sin ser testigos de una implementación de un sistema educativo que sea equitativo, inclusivo, actualizado y adaptado. Seguimos sin ser testigos de la práctica de los valores humanos, que son: verdad, amor, rectitud, paz y no violencia en los medios educativos y de comunicación. Estas carencias son las que realmente nos mantienen en cadenas de programas mentales de escasez, envidia, resentimiento, odio, venganza, egoísmo y posesión material. Cadenas que nos alejan de nuestra LIBERTAD.

Además, seguimos esperando la construcción de estructuras de modelos educativos donde se incluya la educación financiera y la educación emocional. Tipos de educación que van de la mano en cuanto al control de nuestros deseos reaccionando saludable y constructivamente. La carencia de educación financiera y emocional nos mantiene encadenados a bloques de deseos e inmoralidad.

Y no es que no estoy de acuerdo con esta idea de implementación y legalización. Al contrario, me encanta la idea de la descentralización y disponibilidad para todos. Esto también me presiona a que siga investigando y aprendiendo más al respecto. Claro, manteniéndome conectada en temas de actualidad sin dejar de relacionarlos a los aspectos psicológicos de los salvadoreños.

Pero, meterse al bloque de cadenas es un emprendimiento, y el emprendimiento requiere líderes. Y los líderes requieren habilidades financieras y habilidades emocionales.

Como psicóloga, propongo -pues paralelamente- cimentar con estas “nuevas” habilidades para que los resultados sean duraderos y genuinos. Para que los ciudadanos seamos realmente creadores de nuevas oportunidades que no sean encadenantes.

Y es que para muchos (casi todos) será difícil manejar dinero encriptado mientras no sepan desencriptar sus propias emociones. Al desencriptar la inteligencia financiera y la inteligencia emocional podremos realmente crear emprendimientos desinteresados, así como mantener y heredar divisas sin quitarle valor a lo invaluable: el SER HUMANO.

Todavía hay mucho que aclarar. Todavía hay mucho que mantiene mi curiosidad de investigación y criterio prendidos en modo aprendizaje. Y espero que a muchos también.

La propuesta está en que el sistema educativo adopte y promueva el desarrollo de habilidades financieras y emocionales en los salones de clases y los medios de comunicación, por parte de mentores -de esos experimentados que ya tienen los resultados que proponemos y buscamos- y así garantizar inversiones genuinas y heredables sin quitar valor a lo invaluable: el SER HUMANO y su bienestar psicológico.

Translate »